Non classé

Finger skate: descripción y uso de este mini patín

El finger skateboarding es una versión en miniatura del skateboarding que generalmente se hace con llaveros, pero con el tiempo se ha convertido en una disciplina por derecho propio con competidores y premios para ganar. En sus inicios, los llaveros representaban ciertas marcas de tablas conocidas o marcas que se están embarcando en el mundo profesional del skateboarding, la gente los recogía y los intercambiaba entre sí… En general, el propietario de un llavero inevitablemente tiene la costumbre de jugar con él. Por ejemplo, para un llavero que tiene la forma de un coche, tendemos a rodarlo sobre todas las superficies encontradas y esto es también lo que ocurre con el patín de dedo, como su nombre indica, lo manipulamos con los dedos, índice y medio, para "montar", e incluso tenemos la posibilidad de hacer varios trucos con él. Aquí es donde la evolución de esta pequeña máquina vino a una verdadera disciplina porque se crearon nuevos clubes en todas partes y también aparecieron muchos fabricantes además de los que ya existían antes. Estos fabricantes ofrecen patines de dedo que compiten con los monopatines, sobre todo por todas las propiedades que cada uno ofrece en el mercado, como las diversas piezas que forman el monopatín. A saber, ruedas especiales de goma, con rodamientos miniaturizados reales, ruedas de repuesto, una tabla de madera o plástico de calidad, con diferentes agarres, camiones de acero, llaves para poder desmontar y volver a montar el patín de dedo… Incluso tenemos la posibilidad de conseguir recambios de algunos fabricantes si las ruedas están dañadas o si queremos cambiar la tabla, en definitiva un universo idéntico al del skateboarding en casi unas pocas cosas. El skateboarding con los dedos es incluso bastante ventajoso que el skateboarding porque el ahorro considerable en la cantidad a invertir para obtener uno ya es una ventaja real. Además, no molestarás a nadie haciendo finger skate, no estarás desordenado por su tamaño, ya que solo mide unos centímetros de largo y ancho, es fácilmente transportable en un bolsillo o en un pequeño kit o colgado de tus llaves. Otra ventaja es que el riesgo de tener una lesión grave no existe. Para el skateboarding, este riesgo de lesiones graves es un obstáculo considerable para aquellos que quieran hacerlo, por no hablar de los accesorios a comprar necesariamente como los diversos protectores de rodilla tobillos muñecas… pero para el patín de dedos, basta con tener manos o más bien dedos ágiles para poder montar. Y no es agotador, si es que lo es, ya que no tienes que realizar los trucos con todo tu cuerpo, sino solo con los dedos. Para una mayor profesionalidad, se han organizado varios campeonatos en todo el mundo, con cursos en miniaturas también, en otras palabras, representaciones en miniatura de circuitos reales que se pueden encontrar en muchos campeonatos mundiales de skateboarding. Aguanta fuerte, incluso hay un campeonato mundial de patín de dedos. El número de clubes que se han presentado ha aumentado mucho desde la existencia de estos campeonatos. Si para competiciones, se requieren lugares especiales o versiones en miniatura de circuitos reales, para individuos, el mobiliario de la casa hace el truco. En casa, puede montar en todo lo que hay, como en el borde de las camas que actúan como una rampa o barra, en el fregadero que permite el tazón para los conocedores, en el lugar en forma de U que se puede ver en las competiciones de skateboarding o BMX a través de los teléfonos también, en herramientas, en resumen en todas partes… Los fabricantes también han pensado en estos individuos ofreciendo a la venta muchos pequeños lugares como rampas, pasarelas, rieles metálicos, varios gadgets para poder crear su propio "parque". Finger skate Otros también ofrecen packs completos integrando todos los spots posibles, incluso hay algunos que han hecho pequeños pueblos en miniatura llenos de muchos spots para que podamos hacer finger skate street. Todo esto se inventó con el fin de ofrecer el máximo realismo a este juego, pero sobre todo para ofrecer muchas más emociones a los pilotos. Cabe destacar que casi todos los trucos que se pueden hacer con un monopatín se pueden reproducir para el skateboarding con dedos, con algunas excepciones, como el 360° que es una cifra imposible de realizar. Por otro lado, con esta pequeña máquina, podemos hacer camiones que ni siquiera nos atrevíamos a imaginar corriendo en un monopatín normal, por una buena razón: el riesgo de accidentes reducido a cero con el patín de dedo.